GUIA DE DISEÑO GEOMÉTRICO
 
CAPÍTULO 4: DISEÑO GEOMETRICO EN PLANTA Y PERFIL
 
Sección 402: Alineación Horizontal
   
  402.01 GENERALIDADES

Los criterios a aplicar en los distintos casos se establecen mediante normas y recomendaciones que el proyectista debe respetar y en lo posible, dentro de límites económicos razonables, superar, para lograr un trazado que satisfaga las necesidades del tránsito y brinde la calidad del servicio que se pretende obtener de la carretera.

El buen diseño no resulta de una aplicación mecánica de la norma. Por el contrario, él requiere buen juicio y flexibilidad, por parte del proyectista, para abordar con éxito la combinación de los elementos en planta y elevación.

El trazado debe ser homogéneo: sectores de este que permitan velocidades superiores a las de diseño no deben ser seguidos de otros en los que las características geométricas se reducen bruscamente.

Las posibles transiciones entre una u otra situación, deberán darse en longitudes suficientes como para ir reduciendo las características del trazado a lo largo de varios elementos, hasta llegar a los mínimos absolutos permitidos, requeridos en un sector dado.


402.02 CONSIDERACIONES DE DISEÑO

Adicionalmente a los parámetros numéricos de diseño especificados en la normativa para el alineamiento horizontal, se debe estudiar un número de controles, los cuales no están sujetos a demostraciones empíricas o a fórmulas matemáticas, pero son muy importantes para lograr carreteras seguras y de flujo de tránsito suave y armonioso.
Para evitar el diseño geométrico que presenta vías inseguras e incómodas se deben usar los siguientes criterios generales:

El alineamiento debe ser tan directo como sea posible, ser consistente a los contornos de topografía que siguen una línea de ceros, de acuerdo con la línea de pendiente seleccionada.
En un proyecto geométrico con velocidad de diseño especificada, se debe procurar establecer curvas con velocidad específica no muy superior a la velocidad de diseño.
En general el ángulo de deflexión para cada curva debe ser tan pequeño como sea posible, en la medida que las condiciones topográficas lo permitan, teniendo en cuenta que las carreteras deben ser tan directas como sea posible.
El alineamiento con tangente larga entre dos curvas del mismo sentido tiene un aspecto agradable, especialmente cuando no se alcanza a percibir las dos curvas horizontales.
Es necesario mediante sistemas de señalización horizontal y como medida de seguridad vial, separar la calzada de las bermas y los carriles entre sí de acuerdo con la dirección del tránsito.

402.03 TRAMOS EN TANGENTE

La tangente es un elemento de trazado que está indicado en carreteras de dos carriles para obtener suficientes oportunidades de adelantamiento y en cualquier tipo de carretera para adaptarse a condicionamientos externos obligados (infraestructuras preexistentes, condiciones urbanísticas, terrenos planos, etc.).

Para evitar problemas relacionados con el cansancio, deslumbramientos, excesos de velocidad, etc. es deseable limitar las longitudes máximas de las alineaciones rectas y para que se produzca una acomodación y adaptación a la conducción se deberá establecer unas longitudes mínimas de las alineaciones rectas.

Las longitudes de tramos en tangente presentada en la Tabla 402.01, están dados por las expresiones:

L min.s
=
1,39 Vd
L min.o
=
2,78 Vd
L máx
=
16,70 Vd

Siendo:

L min.s = Longitud mínima (m) para trazados en "S" (alineación recta entre alineaciones curvas con radios de curvatura de sentido contrario).
L min.o = Longitud mínima (m) para el resto de casos (alineación recta entre alineaciones curvas con radios de curvatura del mismo sentido).
L máx = Longitud máxima (m).
Vd = Velocidad de diseño (Km/h)

En general, para carreteras de calzadas separadas se emplearán alineaciones rectas en tramos singulares que así lo justifiquen, y en particular en terrenos llanos, en valles de configuración recta, por conveniencia de adaptación a otras infraestructuras lineales, o en las proximidades de cruces, zonas de detención obligada, etc.


402.04 CURVAS CIRCULARES

402.04.01 Elementos de la Curva Circular

Las curvas circulares se definen por el radio. Fijada una cierta velocidad de diseño, el radio mínimo a considerar en las curvas circulares, se determinará en función de:

  •    El peralte y el rozamiento transversal movilizado.

  •    La visibilidad de parada en toda su longitud.

  •    La coordinación del trazado en planta y elevación, especialmente para evitar pérdidas    de trazado.

En carreteras rurales, la mayoría de los conductores adopta una velocidad más o menos uniforme, cuando las condiciones del tránsito lo permiten. Cuando pasan de un tramo tangente a una curva, si estos no están diseñados apropiadamente, el vehículo deberá conducirse a una velocidad reducida, tanto por seguridad como por el confort de los ocupantes. Con el objeto de mantener la velocidad promedio y evitar la tendencia al deslizamiento se deben compatibilizar los elementos de la curva circular, con dimensiones que permitan esa maniobra.


402.04.02 Radios Mínimos Absolutos

Los radios mínimos de curvatura horizontal son los menores radios que pueden recorrerse con la velocidad de diseño y la tasa máxima de peralte, en condiciones aceptables de seguridad y de comodidad en el viaje.

Los radios mínimos para cada velocidad de diseño, calculados bajo el criterio de seguridad ante el deslizamiento, están dados por la expresión:

Rm =               V2              
                     127 (Pmáx + ƒ máx)      

Rm : Radio Mínimo Absoluto
V : Velocidad de Diseño
Pmáx : Peralte máximo asociado a V (en tanto por uno).
ƒmáx : Coeficiente de fricción transversal máximo asociado a V.

El resultado de la aplicación de la expresión dada se muestra en la Tabla 402.01g.


TABLA 402.01g
RADIOS MÍNIMOS Y PERALTES MÁXIMOS PARA DISEÑO DE CARRETERAS.

Ubicación de la Vía
Velocidad dediseño (Kph)
Þ máx%
ƒ máx
Radio
calculado(m)
Radio Redondeado(m)
Area Urbana
(Alta 
Velocidad)
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
130
140
150
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
4,00
0,17
0,17
0,16
0,15
0,14
0,14
0,13
0,12
0,11
0,19
0,08
0,07
0,06
33,7
60,0
98,4
149,2
214,3
280,0
375,2
835,2
1108,9
872,2
1108,9
1403,0
1771,7
35
60
100
150
215
280
375
495
635
875
1110
1405
1775
Area Rural
(con peligro
de Hielo)
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
130
140
150
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
6,00
0,17
0,17
0,16
0,15
0,14
0,14
0,13
0,12
0,11
0,09
0,08
0,07
0,09
30,8
54,8
89,5
135,0
192,9
252,9
437,4
560,4
755,9
950,5
1187,2
1476,4
755,9
30
55
90
135
195
255
335
440
560
755
950
1190
1480
Area Rural
(Tipo 1,2
ó 3)
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
130
140
150
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
8,00
0,17
0,17
0,16
0,15
0,14
0,14
0,13
0,12
0,11
0,09
0,08
0,07
0,06
28,3
50,4
82,0
123,2
175,4
229,1
303,7
393,7
501,5
667,0
831,7
1028,9
1265,5
30
50
85
125
175
230
305
395
505
670
835
1030
1265
Area Rural
(Tipo 3 ó 4)
30
40
50
60
70
80
90
100
110
120
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
12,00
0,17
0,17
0,16
0,15
0,14
0,14
0,13
0,12
0,11
0,09
24,4
43,4
70,3
105,0
148,4
193,8
255,1
328,1
414,2
539,9
25
45
70
105
150
195
255
330
415
540
130
140
150
12,00
12,00
12,00
0,08
0,07
0,06
665,4
812,3
984,3
665
815
985

Normalmente resultan justificados radios superiores al mínimo, con peraltes inferiores al máximo, que resultan más cómodos tanto para los vehículos lentos, como para vehículos rápidos. Sí se decide emplear radios mayores que el mínimo, habrá que elegir el peralte en forma tal que la circulación sea cómoda, tanto para los vehículos lentos como para los rápidos.


402.04.03 Relación del Peralte, Radio y Velocidad Específica

El uso de los ábacos de las Figuras, 304.04, 304.05 y 304.06, establecen una relación única entre los elementos de diseño: radio, peralte y velocidad, con la cual se obtendrá diseño cómodos y seguros. Igualmente permite establecer el peralte y la velocidad específica para una curva que se desea diseñar con un radio dado.


402.04.04 Curvas en Contraperalte.

El criterio empleado para establecer los radios límites que permiten el uso del contraperalte se basa en:

  •   Bombeo considerado de la calzada o pista =  - 2,5%
  •   Coeficiente de Fricción Lateral Aceptable ƒ = ƒmáx/2

Por lo tanto:

R Límite contraperalte =               V2              
                                        127 (ƒ máx /2-0.025)      

Para velocidades menores que 80 KPH el radio mínimo con contraperalte se elevó sustancialmente en prevención de velocidades de operación muy superiores a las de diseño. Para las demás velocidades esta eventualidad está ampliamente cubierta por el factor de seguridad aplicado al factor "ƒmáx".


TABLA 402.03
RADIO LÍMITES EN CONTRAPERALTE - CALZADAS CON PAVIMENTOS

V (KPH)
60
70
80
90
100
110
120
(¦ máx/2-0,0250)
0,05
0,05
0,045
0,04
0,04
0,035
0,03
RL Calculado
567
772
1120
1560
1970
2722
3780
RL Adoptado
4000
1000
1200
1600
1000
2000
2800

402.05 TRANSICIÓN DE PERALTE.

La determinación de la longitud de transición del peralte se basará en el criterio que considera que las longitudes de transición deben permitir al conductor percibir visualmente la inflexión del trazado que deberá recorrer y, además, permitirle girar el volante con suavidad y seguridad.

La transición del peralte deberá llevarse a cabo combinando las tres condiciones siguientes:

-    Características dinámicas aceptables para el vehículo

-    Rápida evacuación de las aguas de la calzada.

-    Sensación estética agradable.


En las Tablas 402.02g-1, 402.02g-2, 402.02g-3, 402.02g-4 y 402.02g-5, se presentan valores de longitud de transición mínimos para combinaciones de velocidad de diseño y anchos de calzada más comunes con el eje de giro de peralte al borde de la calzada y al centro, de una vía de dos carriles; a modo de ejemplo del procedimiento a seguir.






En las figuras siguientes se muestran los procedimientos de transición del peralte (paso de bombeo a peralte con y sin curvas de transición, Figuras 402.01g y 402.02g respectivamente y paso de peralte de curvas de sentido inverso con y sin curvas de transición, Figuras 402.03g y 402.04g.


FIGURA 402.01g DESVANENCIMIENTO DEL BOMBEO Y TRANSICIÓN DEL PERALTE


FIGURA 402.02g TRANSICIÓN DE PERALTE SIN CURVAS DE TRANSICIÓN


FIGURA 402.03g TRANSICIÓN DE PERALTE EN CURVAS EN S


FIGURA 402.04g TRANSICIÓN DE PERALTE EN CURVAS EN S SIN CURVAS DE TRANSICIÓN



402.06 SOBREANCHO


402.06.01 Necesidad del Sobreancho

La necesidad de proporcionar sobreancho en una calzada se debe a la extensión de la trayectoria de los vehículos y a la mayor dificultad en mantener el vehículo dentro del carril en tramos curvos.


402.06.02 Valores del Sobreancho

El sobreancho variará en función del tipo de vehículo, del radio de la curva y de la velocidad directriz. Su cálculo se hará valiéndose de la siguiente fórmula:

Donde:

Sa : Sobreancho (m)
n : Número de carriles
R : Radio (m)
L : Distancia entre eje posterior y parte frontal (m)
V : Velocidad de Diseño (Kph)

El primer término depende de la geometría y el segundo de consideraciones empíricas que tienen en cuenta un valor adicional para compensar la mayor dificultad en calcular distancias transversales en curvas.

La consideración del sobreancho, tanto durante la etapa de diseño como durante la de construcción, exige un incremento en el costo y trabajo compensado solamente por la eficacia de ese aumento en el ancho de la calzada. Por lo tanto los valores muy pequeños de sobreancho no tienen influencia práctica y no deben considerarse.

Por ello en carreteras con un ancho de calzada superior a 7,00 m, se dispensa el uso de sobreancho, según el ángulo de deflexión. Igualmente en curvas con radios superiores a 250 m, conforme al ángulo central.

Para tal fin, se juzga apropiado un valor mínimo de 0,40 m de sobreancho para justificar su adopción.

Se toma un valor para L que corresponde al vehículo de diseño C2 ó B2. Se puede determinar el sobreancho de la vía de acuerdo con la relación geométrica anteriormente dada o empleando la figura 402.02, que muestra los valores de sobreancho, para el vehículo de diseño y 2 carriles.

Se recomienda detallar completamente el sobreancho en los planos de construcción y de esta forma facilitar su interpretación.

402.06.03 Longitud de Transición y Desarrollo del Sobreancho

El sobreancho se distribuye en el lado interno de la curva, teniendo en consideración la facilidad en su construcción pero sobre todo la maniobrabilidad del conductor al tomar la curva, en comparación con una distribución del sobreancho a cada lado de la calzada.


402.07 CURVAS DE TRANSICIÓN

402.07.01 Funciones

Las curvas de transición tienen por finalidad evitar las discontinuidades en la curvatura del trazo, por lo que en su diseño deberán ofrecer las mismas condiciones de seguridad, comodidad y estética que el resto de los elementos del trazado.

Son curvas de transición que proveen un cambio gradual en su mayoría entre una tangente y una curva o entre curvas de diferente radio.

El uso de estos elementos, permite que un vehículo, circulando a la velocidad de diseño, se mantenga en el centro del carril. Esto no ocurre por lo general, al enlazar directamente una recta con una curva circular, ya que en tales casos el conductor adopta instintivamente una trayectoria de curvatura variable que lo aparta del centro de su carril incluso lo puede hacer invadir el adyacente, con el peligro que ello implica. Por tanto, como elemento de curvatura variable en curvas de transición, o como elemento de trazado, se empleará la clotoide.


402.07.02 Tipo de Espiral y Transición

Llamada también ecuación de Euler, la clotoide es una curva de la familia de las espirales que presenta las siguientes ventajas.

  •   El crecimiento lineal de su curvatura permite una marcha uniforme y cómoda para el   usuario, quien solo requiere ejercer una presión creciente sobre el volante, manteniendo   inalterada la velocidad, sin abandonar el eje de su carril.

  •   La aceleración transversal no compensada, propia de una trayectoria en curva, puede   controlarse limitando su incremento a una magnitud que no produzca molestia a los   ocupantes del vehículo, al mismo tiempo, aparece en forma progresiva, sin los   inconvenientes de los cambios bruscos.

  •  El desarrollo del peralte se logra en forma también progresiva, consiguiendo que la  pendiente transversal de la calzada sea en cada punto exactamente la que corresponde  al respectivo radio de curvatura.

  •   La flexibilidad de la clotoide permite acomodarse al terreno sin romper la continuidad, lo   que permite mejorar la armonía y apariencia de la carretera.

  •   Las múltiples combinaciones de desarrollo versus curvatura facilitan la adaptación del   trazado a las características del terreno, lo que en oportunidades permite disminuir el   movimiento de tierras logrando trazados más económicos.
      
      
    La ecuación paramétrica de la clotoide esta dada por

A² = RL (*)

  A :

Parámetro de la clotoide, característico de la misma. Define la magnitud de la clotoide.

La variación de ésta, genera, por tanto, una familia de clotoides que permite cubrir una gama infinita de combinaciones de radio de curvatura y de desarrollo asociado.

  R : Radio de curvatura en un punto cualquiera (m)
  L : Longitud de la curva entre el punto de inflexión (R = Infinito) y el punto de radio R.

En el punto origen L = 0 y por lo tanto R = ¥ a la vez que cuando L => ¥ R => 0

Por otro lado:

t radianes = L² / 2 A² = 0.5 L / R

t Grados cent = 31.831 L / R

1 rad = 63.662g.

402.07.03 Elección del Parámetro para una Curva de Transición.

La introducción de una curva de transición implica el desplazamiento del centro de la curva circular original en una magnitud que está en función del desplazamiento DR y del ángulo de deflexión de las alineaciones. El radio de la curva circular permanece constante y el desarrollo de esta es parcialmente reemplazado por secciones de las clotoides de transición.

La Figura 402.05g, ilustra los conceptos antes mencionados y permite establecer las relaciones necesarias para el replanteo.

R (m) : Radio de la curva circular que se desea enlazar
d (m) : Desplazamiento del centro de la curva circular original (C), a lo largo de la bisectriz del ángulo interior formado por las alineaciones, hasta (C), nueva posición del centro de la curva circular desplazada.
D R (m) : Desplazamiento de la curva circular enlazada, medido sobre la normal a la alineación considerada, que pasa por el centro de la circunferencia desplazada de radio R.
Xp;Yp (m) : Coordenada de "P", punto de tangencia de la clotoide con la curva circular enlazada, en que ambos poseen un radio común R; referidas a la alineación considerada y a la normal a esta en el punto "O", que define el origen de la clotoide y al que corresponde radio infinito.
Xc; Yc (m) : : Coordenada del centro de la curva circular desplazada, referidas al sistema anteriormente descrito.
tp (g) : Angulo comprendido entre la alineación considerada y la tangente en el punto P común a ambas curvas. Mide la desviación máxima la clotoide respecto a la alineación.
w (g) : Deflexión angular entre las alineaciones consideradas.
OV (m) : Distancia desde el vértice al origen de la clotoide, medida a lo largo de la alineación considerada.
Dc : Desarrollo de la curva circular, desplazada entre los puntos PP".

(a) Ecuaciones Cartesianas

De la Figura 402.06g

dx = dL cost

dx = dL sent

a su vez:

R = dL/dt y t = L/2R

Mediante algunos reemplazos

Sustituyendo en dx; dy se llega a las integrales de Fresnel:

Quedando en definitiva X e Y expresados como desarrollos en serie

Los valores de X e Y se obtienen de tablas o mediante programas de computación.

Para los valores menores de t < 0.5 radianes (31.8g), se recomienda evaluar los tres primeros términos de las series.


FIGURA 402.05g ELEMENTOS DEL CONJUNTO CURVA DE TRANSICIÓN - CURVA CIRCULAR



FIGURA 402.06g CARACTERÍSTICAS GENERALES DE LA CLOTOIDE

(b) Expresiones Aproximadas

Dado que las expresiones cartesianas de la clotoide son desarrollos en serie en función de t, para ángulos pequeños es posible despreciar a partir del segundo término de la serie y obtener expresiones muy simples que sirven para efectuar tanteos preliminares en la resolución de algunos casos en que se desea combinar clotoides entre sí, clotoides entre dos curvas circulares. Los cálculos definitivos deberán efectuarse, sin embargo, mediante las expresiones exactas.

De las ecuaciones cartesianas para X e Y se observa que:

(Relación paramétrica exacta)

Despreciando a partir del segundo término de la serie:

El desplazamiento DR puede también expresarse en forma exacta como un desarrollo en serie:

Si se desprecia a partir del segundo término, se tiene:

Combinando las ecuaciones aproximadas para D R e Y se tiene:

Finalmente las coordenadas aproximadas del centro de la curva desplazada serán:

402.07.04 Parámetros Mínimos y Deseables

La longitud de la curva de transición deberá superar la necesaria para cumplir las limitaciones que se indican a continuación.

  • Limitación de la variación de la aceleración centrífuga en el plano horizontal.

    El criterio empleado para relacionar el parámetro de una clotoide con la función que ella debe cumplir en la curva de transición en carreteras, se basa en el cálculo del desarrollo requerido por la clotoide para distribuir a una tasa uniforme (J-m/seg³), la aceleración transversal no compensada por el peralte, generalmente en la curva circular que se desea enlazar.

    De acuerdo con la expresión de cálculo para el radio de la curva circular:

    R = V² / 3.6² * g * (þmax + ƒmin)

    gƒ = V² / 3.6² * R - gþ (**)

    : Representa la aceleración transversal no compensada que se desea distribuir uniformemente a lo largo del desarrollo de la clotoide.
    J : Es definida como la tasa de crecimiento de aceleración transversal, por unidad de tiempo, para un vehículo circulando a la velocidad de diseño.

    Luego

    J = gƒ (m / seg²). V/3,6 (m / seg). 1/L (m) = m / seg³

    O bien:

    L = gƒ . V /3,6 J (***)

    Si se reemplaza (*) (**) en (***)


    V : (Kph)
    R : (m)
    J : m / seg³
    p : %

    La ecuación (1) representa la ecuación general para determinar el parámetro mínimo que corresponde a una clotoide calculada para distribuir la aceleración transversal no compensada, a una tasa J compatible con la seguridad y comodidad, según se indica en la Tabla 402.03g.

TABLA 402.03g
TASA DE CRECIMIENTO DE ACELERACIÓN TRANSVERSAL

V (Km/h)
V < 80
80 < V < 100
100 < V < 120
120 < V
J (m/s3)
0,5
0,4
0,4
0,4
Jmáx (m/s3)
0,7
0,6
0,5
0,4

Sólo se usarán los valores de Jmax cuando suponga una economía tal que justifique suficientemente esta restricción en el trazado, en detrimento de la comodidad.

Valores superiores a Amin son deseables, ya que proveen confort adicional al usuario.

  • Limitación de la Variación por Estética y Guiado Óptico.

    Para que la presencia de una curva de transición resulte fácilmente perceptible por el conductor, se deberá cumplir que:

    R / 3 < A < R

    La condición A > R / 3 corresponde al parámetro mínimo que asegura la adecuada percepción de la existencia de la curva de transición. Ello implica utilizar un valor tmin > 3,5g

    La condición A < R asegura la adecuada percepción de la existencia de la curva circular.

    El cumplimiento de estas condiciones se debe verificar para toda velocidad de diseño.

  • Por Condición de Desarrollo del Peralte.

    Para velocidades bajo 60 Kph, cuando se utilizan radios del orden del mínimo, o en calzadas de más de dos carriles, la longitud de la curva de transición correspondiente a Amin puede resultar menor que la longitud requerida para desarrollar el peralte dentro de la curva de transición. En estos casos se determinará A, imponiendo la condición que "L" (longitud de la curva de transición), sea igual al desarrollo de peralte "I", requerido del punto en que la pendiente transversal de la calzada es solo el bombeo.

    Finalmente, cabe mencionar que para curvas circulares diseñadas de acuerdo al criterio de las normas, el límite para prescindir de curva de transición puede también expresarse en función del peralte de la curva:

    Si R requiere p>3%. Se debe usar curva de transición.

    Si R requiere p<3%. Se puede prescindir de la curva de transición para V<100 Kph.

    Si R requiere p<2,5%. Se puede prescindir de la curva de transición para V³110 kph.

  • Valores Máximos

    Se aconseja no aumentar significativamente las longitudes y parámetros mínimos obtenidos anteriormente salvo expresa justificación en contrario. La longitud máxima de cada curva de transición no será superior a una vez y media (1,5) su longitud mínima.

402.07.05 Radios que permiten Prescindir de la Curva de Transición.

Cuando no existe curva de transición, el desplazamiento instintivo que ejecuta el conductor respecto del eje de su carril disminuye a medida que el radio de la curva circular crece.

Se estima que un desplazamiento menor que 0.1 m, es suficientemente pequeño como para prescindir de la curva de transición que lo evitaría.

Los radios circulares límite calculados, aceptando un Jmáx de 0.4 m/seg³ y considerando que al punto inicial de la curva circular se habrá desarrollado sólo un 70% de peralte necesario, son los que se muestran en la Tabla 402.03.

402.07.06 Transición de Peralte

La transición del peralte deberá llevarse a cabo combinado las tres condiciones siguientes:

-  Características dinámicas aceptables para el vehículo

-  Rápida evacuación de las aguas de la calzada.

-  Sensación estética agradable.

En general la transición de peralte se desarrollará a lo largo de la curva de transición en planta (clotoide), en dos tramos, habiéndose desvanecido previamente el bombeo que existe en sentido contrario al del peralte definitivo.

402.07.07 Desarrollo del Sobreancho

  •   Generalidades

     En curvas circulares de radio menor a 250 m, se deberá ensanchar la calzada con el fin de      restituir los espacios libres entre los vehículos, o entre vehículo y borde de calzada, que se      poseen en recta para un ancho de calzada dado. Este sobreancho equivale al aumento de gálibo lateral que experimentan los camiones al describir una curva cerrada.

  •   Desarrollo del Sobreancho

     La longitud normal para desarrollar el sobreancho será de 40 m. Si la curva de transición es      mayor o igual a 40 m, el inicio de la transición se ubicará 40 m antes del principio de la      curva circular. Si la curva de transición es menor de 40 m el desarrollo del sobreancho se      ejecutará en la longitud de la curva de transición disponible.

     El desarrollo del sobreancho se dará, por lo tanto, siempre dentro de la curva de transición,      adoptando una variación lineal con el desarrollo y ubicándose al costado de la carretera que      corresponde al interior de la curva.

San : Ensanche correspondiente a un punto distante ln metros desde el origen.
L : Longitud Total del desarrollo del sobreancho, dentro de la curva de transición.

 

     La ordenada "San" se medirá normal al eje de la calzada en el punto de abscisa ln y el      borde de la calzada ensanchada distará del eje a/2+San siendo "a" el ancho normal de la      calzada en recta.

     La demarcación de la calzada se ejecutará midiendo una ordenada San/2, a partir del eje      de la calzada, en el punto de la abscisa ln

402.08 CURVAS COMPUESTAS.

Las combinaciones de recta, círculo y clotoide dan origen a diversas configuraciones que se ilustran en las Figuras 402.07g, 402.08g y 402.09g.


402.08.01 Curvas Vecinas del Mismo Sentido

Configuraciones Recomendables
La figura 402.07g incluye aquellas configuraciones que no merecen objeciones y que por lo contrario ayudan a resolver con seguridad y elegancia situaciones de común ocurrencia en el trazado.

-   Curva Circular con Clotoide de Transición.

Corresponde al caso analizado en el tópico anterior. Los parámetros A1 y A2 son normalmente iguales o bien los más parecidos posibles y en ningún caso su razón superará el rango señalado en la figura 402.07g-a). Cuanto más larga sea la recta asociada y más ancha la calzada, mayor debe ser el parámetro, pero siempre A<R.

En el caso en que w < t1 + t2 no existe solución de transición entre las clotoides correspondientes y el radio circular elegido. En estos casos w corresponde a una deflexión moderada asociada a un radio amplio respecto de la velocidad de diseño, que, generalmente no requiere de curva de transición, en todo caso para encontrar una solución manteniendo la deflexión será necesario aumentar el radio.
 

- Ovoide
 
Constituye la solución adecuada para enlazar dos curvas circulares del mismo sentido muy próximas entre sí. Para poder aplicar esta configuración es necesario que uno de los círculos sea interior al otro y que no sean concéntricos. Deberán respetarse las relaciones entre parámetros y radio consignados en la Figura 402.07g-c). La transición de peralte se dará en la clotoide de transición.
 

- Ovoide Doble

Si las curvas circulares de igual sentido se cortan o son exteriores, deberán recurrir a un círculo auxiliar "R3", dando origen a un doble ovoide para alcanzar la solución deseada. Las relaciones a observar entre radio y parámetros se indican en la Figura 402.07g-d).

FIGURA 402.07g ALINEACIONES COMPUESTAS

Configuraciones Límite

Constituyen casos particulares de las soluciones generales antes expuestas y se presentan en la Figura 402.08g.

402.08.02 Curva y Contracurva (Curva "S")

En este caso podrá o no existir un tramo entre las clotoides de parámetro A1 y A2. Los parámetros deberán cumplir con las normas generales respecto de la velocidad de diseño y radio enlazado, pudiendo ser iguales o de un mismo orden de magnitud, respetando la relación:

En casos conflictivos: falta de espacio o dificultad para conseguir una tangencia exacta en el punto de radio infinito, se puede aceptar un leve traslape de las clotoides o la generación de un tramos recto de ajuste.

La longitud de traslape o ajuste no deberá superar:


402.08.03 Configuraciones no Recomendables

Las curvas compuestas que se incluyen en la Figura 402.09g deben en lo posible ser evitadas ya que se ha comprobado en la práctica que poseen zonas en que no existe una clara definición de la curvatura del elemento que se está recorriendo, o bien, los elementos que están en el punto de vista del conductor lo inducen a maniobras que pueden ser erráticas.

En efecto, en el caso de la Figura 402.09g-h), clotoide de vértice sin arco circular, el paso por el punto de radio R implica una inversión en el sentido de giro el volante en el sentido de esa curva. Si esta maniobra se inicia demasiado pronto será necesario rectificarla, con lo que se produce una trayectoria errática.

En el caso del Falso Ovoide (Figura 402.09g-i). El conductor debe pasar de la curva de radio R1 a un tramo casi recto. Sin embargo, la curva de radio R2, situada en su punto de vista, lo está incitando a girar el volante en el sentido de esa curva. Si esta maniobra se inicia demasiado pronto será necesario rectificarla, con lo que se produce una trayectoria errática.

La curva de transición con clotoides sucesivas (Figura 402.09g-j), introduce tramos con distinta razón de curvatura versus desarrollo, lo que está en contradicción con uno de los objetivos de las curvas de transición. Pudiendo inducir a trayectorias erróneas. Si los parámetros A1 y A2 son muy similares el problema descrito es menor, pero la diferencia con el trazado en base a una sola clotoide es a su vez mínima y no tendría razón de ser la aplicación de esta alternativa.


402.09 CURVAS DE VUELTA

En trazados de alta montaña suelen requerirse curvas de vuelta a proyectar sobre una ladera, con el fin de obtener desarrollos que permitan alcanzar una cota dada, que no es posible lograr mediante trazados alternativos sin sobrepasar las pendientes máximas admisibles.

Las maniobras previstas son:

T2S2 : Un camión semirremolque describiendo la curva de retorno. El resto del tránsito espera en la alineación recta.
C2 : Un camión de 2 ejes puede describir la curva simultáneamente con un vehículo ligero (automóvil o similar).
C2 + C2 : Dos camiones de dos ejes pueden describir la curva simultáneamente.

402.10 VISIBILIDAD

402.10.01 Generalidades

La coordinación de los alineamientos horizontal y vertical, respecto de las distancias de visibilidad, debe efectuarse en las primeras etapas del proyecto, cuando aún se pueden hacer modificaciones sin causar grandes trastornos.

La determinación analítica de los parámetros mínimos que definen los elementos de la planta y del perfil asegura visibilidades de parada y de adelantamiento acordes con la norma, para cada uno de dichos elementos por separado. Sin embargo, cuando se quieran determinar las zonas con restricción de adelantamiento o los despejes laterales necesarios, es más práctico recurrir al método gráfico, sobre todo si las limitaciones provienen de la combinación de alineaciones en planta y elevación.


FIGURA 402.08g ALINEACIONES COMPUESTAS


FIGURA 402.09g ALINEACIONES COMPUESTAS CONFIGURACIONES NO RECOMENDABLES

402.10.02 Verificación de Distancias de Visibilidad

En ciertas oportunidades los obstáculos existentes próximos al borde interior de una curva en planta pueden limitar la distancia de visibilidad de parada o adelantamiento, aún cuando el radio de ésta sea superior al mínimo aceptable por deslizamiento.

Como se muestra en la Figura 402.10g (Método Gráfico), existen dos casos a considerar:

I    Dp ó Da < Desarrollo de la Curva Circular
II   Dp ó Da > Desarrollo de la Curva Circular

En el caso I la zona sombreada indica el valor amáx. del despeje requerido para lograr la visibilidad necesaria.

Este valor puede ser calculado analíticamente a partir de la expresión:

Adoptando para Dv el valor de Dp ó Da según el caso bajo análisis y la función trigonométrica en grados centesimales.

La anterior expresión puede reemplazarse por:

que da resultados suficientemente aproximados para todos los efectos, cuando se calcula amáx por condición de parada o cuando se calcula amáx para R > Da en el caso de visibilidad de adelantamiento. El error que se comete está en todo caso por el lado de la seguridad.

Si la verificación indica que no se tiene la visibilidad requerida y no es posible o económico aumentar el radio de la curva, se deberá recurrir al método gráfico para calcular las rectificaciones necesarias, ya sea que se trate de un talud de corte u otro obstáculo que se desarrolla a lo largo de toda o parte de la curva.

El despeje requerido "a" se medirá desde el eje del carril interior por el cual circula el vehículo y las diversas situaciones en cuanto a la altura de la visual en su punto de tangencia con el obstáculo se discuten en 402.10.03.


402.10.03 Verificación de la distancia de visibilidad en planta.

La distancia de visibilidad en el interior de una curva horizontal puede estar limitada por obstrucciones laterales, como se señala en el Artículo 402.10.02. La expresión analítica que allí figura permite calcular el despeje máximo necesario en la parte central de la curva, pero hacia los extremos de ésta el despeje disminuye, dando origen a un huso. Lo anterior es especialmente válido cuando la distancia de visibilidad requerida es mayor que el desarrollo de la curva o cuando existen curvas de transición entre la alineación recta y la curva circular. La Figura 402.10g muestra cómo mediante un polígono de visuales se puede determinar, para diversas secciones transversales, el despeje necesario medido a partir del eje del carril interior de la calzada.

Las líneas de visual se trazarán de modo que la visibilidad bajo análisis (parada o adelantamiento), se dé a lo largo del desarrollo del eje del carril considerado.

Cuando el obstáculo lateral está constituido por el talud de un corte y la rasante presenta pendiente uniforme, se considerará que la línea de visual es tangente a éste, a una altura sobre la rasante igual a la semisuma de la elevación de los ojos del conductor y del obstáculo; según el caso dicha altura será:

0,65 m para Visibilidad de Parada

1,22 m para Visibilidad de Paso.

Cuando la curva horizontal coincide con una curva vertical, la altura del punto de tangencia sobre el talud será menor o mayor que las citadas, según se trate de una curva vertical convexa o cóncava. En este caso será necesario trabajar simultáneamente con los planos de planta y perfil longitudinal, utilizando el procedimiento indicado en 402.10.04 en lo referente al perfil longitudinal. En efecto, la línea de visual trazada en el perfil longitudinal para estaciones correspondientes de la planta, permitirá conocer la altura sobre la rasante que habrá de proyectarse al talud del corte.

Cuando el movimiento de tierra involucrado en el despeje es de poca importancia, se puede proceder aceptando el caso más desfavorable en cuanto a altura sobre la rasante, es decir:

h = 0 para curvas convexas
h = 0,65 m ó 1,22 m para Dp ó Da en curvas cóncavas.

Con ello se simplifica el proceso, el error cometido es moderado y está por el lado de la seguridad.


402.10.04 Verificación de la distancia de visibilidad en elevación

Salvo el caso de coincidencia de curvas verticales con horizontales antes descrito, la verificación de visibilidad en perfil se relaciona fundamentalmente con la determinación de zonas de adelantamiento prohibido, cuando resulta antieconómico proveer esta visibilidad. En efecto, el cálculo analítico de curvas verticales por visibilidad de parada, que debe existir siempre, o por visibilidad de paso cuando el proyectista decide darlo, queda asegurado mediante el uso de los valores de la norma.

En cualquier caso el método gráfico que se ilustra en la Figura 402.11g, permite verificar las distancias de visibilidad de parada y adelantamiento en curvas verticales convexas y es indispensable para determinar la longitud de las zonas de adelantamiento prohibido y consecuentemente apreciar el efecto global de éstas sobre la futura operación de la carretera.

El método aludido implica preparar una reglilla de material plástico transparente, suficientemente rígida, cuyas dimensiones dependerán de la escala del plano de perfil longitudinal.

Para escala 1:1000 (h); 1:100 (V) las dimensiones adecuadas serán:

Largo: 60 cms.
Ancho: 3 cms.

Rayado:

-  Trazo segmentado a 1,5 mm del borde superior, representa 15 cm a la escala del    plano y corresponde a la altura del obstáculo móvil.

-  Trazo lleno a 11,5 mm del borde superior y de 100 mm de largo a partir del    extremo izquierdo de la reglilla. Representa altura de los ojos del observador (1,15    m).

-  Trazo lleno a 13 mm del borde superior, marcado a partir del término del trazo    anterior y a todo el largo de la reglilla. Representa altura de vehículo (1,30 m).


FIGURA 402.10g VERIFICACIÓN GRAFICA VISIBILIDAD CURVAS EN PLANTA


Tal como se observa en la figura, al cortar la rasante con el trazo que dista 1,15 m (a escala del plano), en una estación dada y hacer tangente el borde superior de la reglilla con la rasante, se tiene la línea de visual del conductor; el punto en que la línea de segmentos corta por segunda vez la rasante, será la distancia de visibilidad disponible por condición de parada desde donde se ubica el observador. El punto donde el trazo lleno, que representa los 1,30 m, de altura de un vehículo, corta la rasante, será la distancia de visibilidad de adelantamiento de que se dispone a partir del mismo punto inicial considerado.

Desplazando por lo tanto la reglilla a lo largo de la rasante en uno y otro sentido de circulación, se podrán verificar las visibilidades disponibles y analizar el problema de las zonas de adelantamiento restringido.

Cabe destacar que por la distorsión de escala (H) / (V) del plano, no se pueden hacer medidas a lo largo de la reglilla por lo que las visibilidades disponibles deberán obtenerse por diferencia de los Kilometrajes asociados a los puntos de corte de la rasante, con los trazos correspondientes a cada situación.

402.11 COORDINACIÓN ENTRE CURVAS CIRCULARES

El correcto planteamiento del trazado en planta es fundamental por la repercusión que tiene en los condicionantes del perfil longitudinal , que se suele estudiar con más detalle una vez definido el primero. Así, cuando se efectúa este plantamiento, deben tenerse en cuenta al mismo tiempo las necesidades del perfil longitudinal, para no colocarse en situaciones de difícil resolución posterior.

La metodología empleada ha evolucionado con el paso de los años y el desarrollo de las técnicas auxiliares: antiguamente (y aún ahora, sobre todo en el caso de acondicionamiento de una carretera existente) se definían primero las alineaciones rectas ángulos de giro en los vértices y distancias entre éstos, y luego se disponían curvas circulares con sus clotoides de transición, en cada vértice, cuidando de que los tramos rectos que quedaran entre dos curvas contiguas resultaran de longitud adecuada.

Más modernamente, y sobre todo al poder disponer de cartografía fiable con curvas de nivel, el papel de las alineaciones rectas ha ido disminuyendo, al tiempo que ha aumentado la importancia de la curvas circulares y de transición.

Como resumen de lo tratado anteriormente para conseguir un trazado en planta armonioso y seguro pueden darse las siguientes recomendaciones:

  •  Las longitudes de las tangentes no deben rebasar un tiempo de recorrido de unos 75  segundos a la velocidad de operación; cuando entre dos curvas contiguas (incluidas  transiciones) no se pueda intercalar un tramo recto cuya longitud corresponda a un  tiempo de recorrido mínimo de unos 6 segundos (curvas de sentido opuesto) o 12  segundos (curvas del mismo sentido) es preferible anular la tangente, alargando  convenientemente las clotoides para lograr una curva en S en el primer caso, o  planteando una curva ovoide adecuada, en el segundo caso.

  •  Para una velocidad de diseño determinada, no es preciso recurrir siempre al radio  mínimo: frecuentemente se pueden y deben dentro de ciertas limitaciones económicas,  adoptar radios mayores (sin pasar de R=10 000 m). Esto debe cuidarse especialmente  en las curvas situadas a continuación de una alineación recta muy larga, para que la  disminución de velocidad específica no sea excesiva. Por la misma razón, en las curvas  en S, la relación del radio mayor al menor no debe ser superior a 1,5; y en las curvas  "ovoides" no debe ser superior a 2.

  •  El desarrollo de una curva circular no debe ser superior a unos 800 m, para evitar una  sensación de tío vivo.

  •  Las clotoides contiguas a una curva circular suelen ser simétricas, aunque ello no es  obligatorio; tampoco tienen porqué ceñirse al mínimo de longitud exigible, siendo  conveniente hacerlas mayores si ello es posible.

  •  En una curva en S sin tangente intermedia, la razón entre los parámetros A de las  clotoides contiguas no debe ser superior a 2, siendo deseable que sean iguales.


FIGURA 402.11g VERIFICACIÓN GRAFICA DISTANCIAS VISIBILIDAD EN ELEVACION

 
Subir